Seguidores

viernes, 25 de marzo de 2011


Al parecer tengo una vocecilla dentro. Sí, sí, una vocecilla. Una que me dice lo que hacer, bueno, más que eso actúa por mí. Pero no siempre, solo cuando algo me va a hacer daño. Entonces ella actúa y me aleja del dolor. ¿Qué porque os cuento esto? Porque ahora está actuando. Sí, yo le quiero, a él, y daría cualquier cosa para que él sintiera lo mismo. Pero como no es así, la vocecilla me aleja de él. De esta forma aunque le quiera, aunque desee estar con él, me doy cuenta de que la vida sigue. Y… ¿Por qué desaprovechar siquiera un solo momento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Your comments are my smile.